12 feb. 2016

Tristán y Dante están entre nosotros

Ocho meses después de su nacimiento, vuelvo a editar este post celebrando, festejando que Dante y Tristán están entre nosotros.

Sé como aquella torre que no tiembla nunca su cima aunque los vientos soplen
Dante, Divina Comedia, Purgatorio, Canto IV

Se debe temer sólo aquello que puede perjudicar a otro. Lo demás no debe dar miedo
Dante, Divina Comedia, Infierno, Canto II



A Sandra, Alex, Tristán y Dante
Hay momentos en la vida en que las ilusiones te colman de felicidad, que estás pleno de alegría y todas las miradas se iluminan para contagiar la realidad que te rodea con un mayor optimismo.
Tristán y Dante están desde hace unos días con nosotros llenándonos y ocupándonos todos los momentos y pensamientos. Esta entrada está dedicada a ellos. 



Tristán está invariablemente unido a Isolda, como Romeo a Julieta o Dante a Beatriz. La primera imagen que une a nuestros protagonistas, Tristán y Dante es el amor. El primero, como un amor medieval, trágico, nacido por el azar gracias a una equivocación y no por la elección de sus protagonistas. La historia de Tristán e Isolda (Iseo) es uno de los primeros mitos de amor por su antigüedad y su universalidad. En la segunda mitad del siglo XII comienza a aparecer en canciones y poemas en la mayoría de las nacientes lenguas europeas, así como en miniaturas en trabajadas copas, peines, cofres, tapices y cerámicas que vienen a confirmar el intercambio entre los deseos del público y las aportaciones de escritores y artistas.



Tras ese recorrido medieval, vuelve a aparecer de la mano de Richard Wagner como parte de su universo creativo personal. Su ópera Tristán e Isolda fue estrenada en Munich en 1865 y desarrolla en tres actos la trágica historia en la que los protagonistas caen irremediablemente enamorados al beber equivocadamente una pócima de amor.
El final de la obra presenta la muerte de amor (Liebestod) de Isolda ante el cadáver de Tristán. La soprano Waltraud Meier interpreta el papel de la protagonista en una versión un tanto hierática pero con una enorme intensidad sonora que se grabó en los primeros días de julio de 1995 en Bayreuth bajo la dirección de Daniel Barenboim.



Dentro de la misma época medieval y como ejemplo de amor cortés, Dante propuso a Beatriz, a la que conoció cuanto él tenía nueve años, nunca llegó a dirigir la palabra, pero fue a quien convirtió en destinataria de sus versos y uno de los principales personajes de su Divina Comedia.



Durante di Alighiero degli Alighieri, conocido universalmente como Dante Alighieri, nació en Florencia y vivió entre los siglos XIII y XIV. Conocido como "Il Sommo Poeta" (El poeta supremo) y considerado como el padre del idioma italiano compuso la obra que le ha dado más reconocimiento, su Commedia, a quien Bocaccio calificó con el título con que la conocemos ahora, Divina Comedia.



Dividida en tres partes, Infierno, Purgatorio y Paraíso, Dante resume en ella el conocimiento acumulado durante siglos desde los clásicos griegos y romanos hasta el medievo, su fe religiosa y sus convicciones filosóficas y morales, con un rico lenguaje pleno de símbolos y referencias a personajes mitológicos e históricos. 
Cada una de las tres partes está dividida en 33 cantos que junto con el introductorio suman cien cantos con versos agrupados en tercetas. 
La primera parte narra el descenso del autor al Infierno acompañado del poeta Virgilio, el autor de la Eneida. Comienza de la siguiente forma:



De la segunda parte, dedicada al Purgatorio, es el extracto que sigue a continuación. En la última parte, el Paraíso, el poeta está acompañado por su amada Beatriz

Definitivamente, Tristán y Dante están con nosotros. Por mucho tiempo.

Si te gusta... ¡Comparte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario